Camperizado

Hay tantas camperizaciones como gustos así que no tomes lo que te explico como una norma. Analiza tus necesidades, nada mejor que hacer unas cuantas salidas de pocos días para saber lo que realmente necesitas, y después prepara tu palacio rodante para la aventura de viajar.

Para no equivocarte lo mejor es partir de una buena base, es decir, un aislamiento trabajado. Los cimientos de una furgoneta camper cómoda y confortable tienen como base un aislamiento, tanto térmico como acústico, bien hecho. Aquí os dejo los materiales que he utilizado para nuestra furgoneta, si tenéis dudas usad el formulario de contacto y encantado os ayudo con ello. Vamos al lío.

Aislantes

En una furgoneta hay muchas partes que aislar. Si además tienes una veterana entonces el trabajo se multiplica puesto que hay mucho más a tener en cuenta. Desde el Kaiflex para toda la parte de chapa hasta el Isoflex para las ventanas.

Esta es una pequeña selección de algunos de los materiales que hemos usado, o recomendamos usar, para aislar correctamente tu palacio rodante.

Maderas

Aquí marca la diferencia el presupuesto que manejes. El nuestro era muy bajo –3.000€ para comprar la furgoneta y su camperización completa– así que tuvimos que tirar de materiales que no son los más adecuados para este menester, así que procura elegir materiales con buena relación calidad-precio.

Comprar tableros completos por Amazon no es lo adecuado y tampoco creo que sea posible, así que dejaremos las piezas grandes para vuestro centro de bricolaje favorito.

Claraboyas

Ventilar y evitar el olor a cerrao o a tigre, ese es el concepto, que diría aquél. Para una buena ventilación lo ideal es usar claraboyas de buena calidad. Nosotros optamos por una de la marca Fiamma, de reconocido prestigio, de 28 por 28 centímetros de tamaño.

Calefacción | Electricidad | Descanso | Menaje | Depósitos | Dispositivos | Herramientas | Acampada