Captura de la ruta de Croacia a España

Pandemias y regresos

Desde la “tranquilidad” de saberme en terreno conocido os cuento hoy el desenlace de nuestro regreso desde Zadar en Croacia hasta España y los problemas que hemos tenido que sortear para hacerlo.

Embajadas, croatas bipolares, cancelaciones… ¡Hay de todo! Así que sigue leyendo y te enteras de todo, cucharón.

Leer artículoPandemias y regresos

Imagen de unas cintas de plástico que señalan una zona de cuarentena

Coronavirus, no creerás lo que pasó

Clickbait, perdón, no lo había hecho nunca y me apetecía. Lo siento mucho, m’equivocao, no volverá a ocurrir. Aunque la cosa tiene tela y no es tanto un título para captar tu atención como pueda parecer, ya lo verás.

Como ya sabéis estamos “atrapados” en Croacia por esta pandemia mundial que ha cambiado el panorama viajero más de lo que nos gustaría. Te cuento nuestra situación y qué vamos a hacer, bueno, al menos lo vamos a intentar.

Leer artículoCoronavirus, no creerás lo que pasó

Imagen de un virus visto al microscopio

Coronavirus en Croacia

Y otras desgracias, que hemos tenido terremoto de 5,3 grados de intensidad hoy en la capital del país, Zagreb.

Hemos recibido mensajes preguntando por nuestra salud y el estado de la situación del coronavirus en Croacia. Os vamos a intentar explicar cómo están las cosas por aquí.

Leer artículoCoronavirus en Croacia

Foto de una cruz de piedra del cementerio de Trigueros en Huelva

Cementerios

Ya os expliqué en otro artículo que los cementerios son un punto de referencia para nosotros. No solo porque en ellos encontramos recursos como agua, electricidad y lavabos, sino porque también nos dicen muchas cosas de las costumbres de cada país.

Siempre he pensado que la cultura mortuoria dice mucho sobre la vida de los sitios y personas por los que pasamos y conocemos. Sigue leyendo y verás la de anécdotas en cementerios que hemos vivido.

Leer artículoCementerios

Foto de la Escultura Mamá junto al Museo Guggenheim de Bilbao

De Logroño a Bilbao

Nuestro paso por Logroño fue discreto, pernoctamos en el Paseo de las Norias donde nos llamó la atención un camión vivienda con matricula australiana donde viajaba una familia, cinco miembros, los niños eran pequeños y no paraban de liarla a todas horas.

Pasamos allí dos días y seguimos camino. Parada en Estella para estirar las piernas y recordar un amor adolescente, de cuando hacías amigos por carta, que vivía allí y del que no supe nada tras perder el contacto.

Leer artículoDe Logroño a Bilbao

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0,00