Camino Soria

Camino Soria

Tras abandonar Aragón desde Borja nuestro próximo destino es Ágreda en la provincia de Soria. Allí descubrimos la que fue la mejor área de autocaravanas gratuita de todas las que conocíamos y nos quedaba conocer en España y Portugal.

Un lugar tranquilo a la sombra de castaños de Indias, con agua, zona de picnic, electricidad, lavabos y… ¡Duchas! ¡Duchas con agua caliente!

Sigue leyendo y entérate de todo.

Área gratuita de autocaravanas de Ágreda en Soria

Poder aparcar a la sombra de unos frondosos castaños de Indias ya pintaba como un plan perfecto. El suelo todo de hierba verde y tupida, mesas y asientos para hacer picnic. Descubrimos que junto al grifo de agua y zona de desagüe de aguas grises hay un edificio que, así de lejos, parecen lavabos.

Imagen de La Vane aparcada en el área gratuita de autocaravanas de Ágreda en Soria
Aparcados entre castaños de Indias en Ágreda, Soria.

Comenzamos a reconocer el terreno, ha pasado poco más de un mes desde que salimos desde Vilanova pero ya hemos desarrollado un fino olfato para identificar recursos y no nos falló, eran unos lavabos. Entramos y los encontramos un poco sucios, no era suciedad de mal uso, parecía más bien mezcla de agua y tierra del exterior que devolvía un aspecto sucio.

Oferta
Huntvp Mochila de Asalto 25L Militar Táctical Gran Mochila de Nylon Impermeable Para Senderismo Caza Camping, Color Negro
  • Dimensión: 28 x 47 x 19 cm, peso 0.8 kg, con la gran capacidad de 25L, es perfecta para llevar las cosas del día a día.

Descubrimos con emoción -el viajero de largo recorrido que me lea sabrá a lo que me refiero- que junto a los 2 lavabos separados por una pared hay también tres duchas ¡Ay señor!… las dos primeras tienen la salida de agua cegada con una tuerca. Maldita sea.

Foto de los lavabos del área gratuita de autocaravanas de Ágreda en Soria
Lavabos con ducha de agua caliente en Ágreda, la auténtica salud para el viajero.

Pero al descubrir la tercera ducha vemos que está completa. Entre tanta euforia habíamos pasado por alto un detalle importante -y gordo, de 100 litros por lo menos- que era un hermoso termo eléctrico que había tocando el techo justo a la entrada del sitio. Con más escepticismo y esperanza que otra cosa abrimos el grifo de agua que salía más fría que una declaración de Renta con resultado a pagar.

Decepción. Pero aún así le dije a Cristina:

– Esperemos un poco, igual el termo tarda un poco en entregar el agua caliente…

Ella metía la mano bajo el chorro de agua pero su cara no cambiaba. De ilusión también se vive. Hasta que de repente…

– ¡Está templada! ¡Se está calentando! -gritó-

Me fijo en el termo y veo que el indicador luminoso de actividad se acaba de encender. Triunfo total. No lo sabíamos pero esa sería la excepción en todos los meses por venir. Como os dije antes nunca encontraríamos nada igual en toda España ni Portugal.

Dejar las cosas como uno las encuentra, o mejor

Breve inciso respecto a esto. En los lavabos descubrimos también una fregona roñosa y rota, unida con precinto, una botella de lejía vacía y un cubo lleno de porquería.

Limpiamos todo con lo que teníamos y al día siguiente fuimos a un supermercado Día que había cerca y compramos una fregona nueva además de una botella de dos litros de lejía. Regresamos al lavabo, después de tirar a la basura la roñosa fregona vieja y el envase vacío, limpiamos el cubo y después todo el recinto dejándolo en perfecto estado de revista.

Estábamos tan a gusto allí -en el área de autocaravanas se entiende- que alargamos nuestra estancia por una semana.

Oferta
Chiruca-Galicia 02 Gore-Tex
  • Botas de monte Chiruca Galicia Gore-Tex de senderismo con suelas de poliuretano bidensidad que permiten enfrentarse sin miedo a un terreno resbaladizo o a un camino de piedras.

Dejamos todo limpio y los trastos nuevos junto a la entrada para que quienes viniesen después puedan realizar el mantenimiento del lugar, porque amigos viajeros, si no cuidamos nosotros mismos los sitios por los que pasamos ¿Quién esperas que lo haga? Es un área gratuita, si los responsables ven que se cuida es posible que se mantenga así abierta por más tiempo con todos esos servicios en activo.

Luego nos quejamos de que tenemos que pagar por todo, pero es que es normal si damos mal uso a las instalaciones que nos son cedidas a los ciudadanos o viajeros. Pagamos justos por pecadores. Y no sería el único sitio que tendríamos que limpiar, ya lo iréis viendo.

Biblioteca de Ágreda

Como escribí en el artículo dedicado a las bibliotecas la de Ágreda fue una de las más bonitas que pisamos. Pequeña, recogida, ubicada en el Palacio de Los Castejones, con sus ventanales con vistas a los jardines del mismo, un lugar con encanto.

Imagen del pueblo de Ágreda en Soria
Ágreda a vista de Cristina, que no de pájaro.

Tras pasar allí durante varios días la bibliotecaria ya nos conocía, el último día -como es costumbre nuestra- le agradecimos los servicios recibidos y su amabilidad, ese gesto nos llevo a entablar una agradable charla antes de que se cerrase la sala y descubrir a alguien con auténtica pasión por su trabajo que no dudaba en hacer cada día 40 kilómetros de ida y otros tantos de vuelta para acudir a su puesto de trabajo.

El día siguiente, antes de seguir camino, le dejamos un libro sobre informática al Policía Local para que se lo entregase a ella cuando se abra la sala por la tarde. Nos dijo que le faltaban libros de esa temática y quisimos colaborar, aunque fuese con un solo ejemplar, a cubrir huecos de esa estantería.

Aparcar una camper en Soria

Como digo tras una semana en Ágreda emprendimos camino de nuevo con la vista puesta en Soria. Aunque era una ciudad pequeña, era una ciudad, y eso nos suele incomodar por los inconvenientes que tiene para “vivir” de esta forma. Pero allá que vamos.

Oferta
SORIA (GUÍA AZUL)
  • Jesús García, Paloma Ledrado, Ignacio González

Tras buscar por la ciudad en vista de satélite usando la aplicación Mapas del teléfono de Cristina, encontramos un sitio ideal junto a un parque fluvial con vistas a la ermita de San Saturio. Aquello sería nuestra casa los próximos días, desde allí visitamos la ciudad, la ermita (recomendada la visita, totalmente gratuita) y sus parques, verdes y llenos de rincones para perderse.

Foto de nuestra casa provisional en la ciudad de Soria
Nuestra casa en Soria frente a la Ermita de San Saturio y junto al Duero.

Aprovechamos también para buscar una lavandería -de esas automáticas sin personal- y hacer la colada. Desde Puigcerdà se nos había ido acumulando la ropa sucia y la cosa ya no daba para más.

Foto de la capilla de la Ermita de San Saturio
Interior de la Ermita de San Saturio en Soria.

Callejeando llegamos a la Concatedral de San Pedro en la que una señora, con vista de águila y la agilidad de un puma -a pesar de tener una edad avanzada- casi placa a Cristina por abrir la puerta que llevaba al claustro. En efecto, ver la iglesia era gratis pero la visita al claustro eran 2€ del ala.

– Tampoco es para tanto… -me dijo Cristina tras la rápida vista del mismo-

Después pasamos por la Iglesia de Santo Domingo donde la visita se pudo realizar sin sobresaltos ni ataques ninja sorpresa perpetrados por fieros componentes de la tercera edad.

Foto de las calles de Soria
Callejeando por Soria.
Oferta
Opret Chubasqueros Impermeable (Paquete de 2), Ponchos Impermeables Capa Lluvia con Mangas y Capucha para Mujer y Hombre, Negro
  • SEGURIDAD Y ECO-AMIGO - Hecho de 100% EVA, un material respetuoso con el medio ambiente, el poncho para lluvia no es tóxico, no tiene olor e inofensivo, en comparación con el PVC

Disfrutamos del Parque Alameda de Cervantes y de sus atrevidas ardillas que no dudaban en acercarse tanto al teléfono de Cristina que lo tocaban con sus patas y todo. Están acostumbradas a que la gente les dé comida y de ahí su desvergüenza.

Imagen del Parque La Alameda de Cervantes
Fantástico el Parque La Alameda de Cervantes en Soria.

En Soria estuvimos hasta el día 1 de junio -de 2018- y desde allí salimos con destino a la población de Calatañazor.

Decepción en Calatañazor y gozo en La Fuentona y Laguna Negra

Calatañazor era una re-visita. Es un pueblecito que ya visitamos unos 10 años atrás, de calles empedradas que recordábamos flanqueadas de comercios tradicionales. Ahora esa “magia” ya no existe.

Fotografía de la calle principal de Calatañazor en Soria
Uno de los rincones que se mantienen intactos en Calatañazor, Soria.

Las calles, algunas, siguen empedradas pero el granito ha sustituido a los cantos rodados y las “reconstrucciones” han dado al traste con ese ambiente rústico tan auténtico que tenía el sitio. Se mantiene, pero ha perdido esa chispa de hace años.

La visita fue rápida. Mejor en el recuerdo que su aspecto actual.

La Fuentona

No teníamos previsto visitar este paraje natural pero como pasábamos por la carretera desde la que se accede al mismo decidimos hacer una parada y curiosear un rato. Una buena decisión.

Foto del entorno natural de La Fuentona en Soria
Camino de La Fuentona, toda una experiencia.

Ya el camino es una delicia por el entorno rodeado de agua por el que vas caminando sin otro sonido que el desplazamiento de la misma, nada más.

Foto de La Fuentona en Soria
Visita a La Fuentona, Soria.

El lugar es una maravilla, caminamos por sus senderos acompañados siempre del río hasta llegar a las turquesas aguas de La Fuentona. Disfrutamos de cada metro del camino, hubiese sido una pena perderse esa visita.

Laguna Negra

Teníamos el día explorador y tras parar a preparar algo de comer, sabiendo que estábamos cerca de la Laguna Negra comenzamos a subir hasta esa maravilla natural de Soria.

BRAMBLE! 5 Premium Acero Inoxidable Set de Cubiertos Portátiles para Llevar, Viajes, Trabajo, Acampada/Camping, Picnic - Cuchara Tenedor Cucharita Cuchillo Abridor de Botellas| Estuche de Neopreno
  • Juego de Cubiertos para Camping Compacto - El juego de cubiertos incluye: Cuchara de mesa, cucharita de té, tenedor, cortador y abrebotellas. Cuchara - 175mm x 38mm. Cucharita - 138mm x 31mm. Tenedor - 175mm x 24mm. Cuchillo - 183mm x 15mm. Abrebotellas 50mm.

Tras un buen rato circulando y ascendiendo por una estrecha carretera de asfaltado regular -tirando a malo- llegamos a una zona de picnic con un chiringuito que, por las horas que eran, ya estaba cerrado. Aparcamos allí y tomamos el camino que llevaba al lugar.

No había ya sol y el comienzo de la tarde avanzada hacía que todo estuviese un poco oscuro -eran sobre las 8 de la tarde- dando a todo un ambiente muy especial.

Foto de Laguna Negra en Soria
Laguna Negra en Soria, no dejes de pasarte, no te defraudará.

Finalmente alcanzamos una pasarela de madera que nos llevó a descubrir la Laguna negra en todo su esplendor. No dejes de visitarlo si pasas por Soria, es totalmente recomendable.

Estábamos tan entregados a la excursión que no nos dimos cuenta de que la noche se nos venía encima sin tener aún claro dónde íbamos a dormir. Tocaba deshacer el camino y pararse a ver dónde pernoctar.

Cabreo campista

Como digo se nos hacía de noche. Casi sin darnos cuenta eran más de las 9 de la noche, no encontrábamos dónde dormir, y la falta de luz no nos ayudaba mucho la verdad. El cansancio comenzaba a hacer mella y cerca de las 10:30 ya había urgencia por parar, estábamos agotados.

Desde la carretera encontramos un camino que llevaba a un camping pero antes de entrar al mismo había una zona amplia de campo y justo al lado un área de picnic, todo totalmente solitario. Las puertas del camping estaban abiertas pero la recepción estaba cerrada a cal y canto. Aparcamos, preparamos algo de cenar y mientras dábamos cuenta de la cena oímos ruidos en la maleza.

Nogent 3 Etoiles Abrelatas Manual, Centimeters
  • Abrelatas de acero de alta calidad, cromo en níquel , lo que garantiza una alta resistencia a la corrosión

De la oscuridad aparece de repente un tipo vestido con mono de trabajo que venía con una oveja pequeña bajo el brazo, paso delante nuestro -sin dirigirnos la palabra o decir nada- y se perdió en la noche de nuevo. Imaginamos que había ido en búsqueda de la cría al darse cuenta que le faltaba en el recuento de la noche.

Por fin nos metimos a dormir agotados.

Nos despertó el balido de las ovejas, al abrir las puertas estábamos rodeados de decenas de ellas, pululaban por todas partes. Estábamos divertidos con la escena hasta que llegó un tipo dispuesto a mandar ese momento a tomar viento.

– Hola ¿Habéis dormido aquí? -nos dice el tipo-

-Sí, llegamos anoche ¿Es zona privada? -respondí yo-

– Es que esto es un camping, no podéis dormir aquí. Si todo el mundo hace lo mismo ya os podéis imaginar… -en tono de reprimenda-

Te pido disculpas, era de noche y no estábamos seguros de dónde estábamos, además de cansados y…

El “amable” señor me dejó con la palabra en la boca mientras se marchaba haciendo aspavientos y farfullando cosas que no llegué a entender. Puedo comprender que su negocio es el que es pero tampoco estábamos dentro ni nos negamos a nada. Menudo carácter.

Salduero. Pueblo “mas bonito” de España

Antes de abandonar la satisfactoria ruta soriana quisimos hacer una parada en Salduero, un pueblo que figura en la lista de los “más bonitos de España”. Así que aparcamos en un hueco a pie de la carretera, cerramos bien nuestra casa y salimos a callejear.

Foto del pueblo de Salduero en Soria
Paseando por las calles de Salduero, uno de los «pueblos más bonitos de España».

Desde luego el pueblo es precioso, creo haberlos visto más bonitos pero la verdad es que el esfuerzo que hace su alcalde por mantener una línea arquitectónica homogénea es de admirar. Aunque algo había por ahí que rechinaba un poco.

Entramos a tomar un café con leche en el único bar que encontramos abierto para, además, poder ir al lavabo. Mientras tanto charlamos un poco con la señora que nos atendió y cuando le comenté el estupendo estado de conservación del pueblo me soltó entre dientes y en tono de queja:

– Sí, ya se ocupa bien el alcalde de que nadie se salga de la línea trazada.

Todo proyecto tiene su esfuerzo y sacrificio… aunque no todo el mundo pueda estar de acuerdo. Imagino. Me rechinaba y no andaba descaminado.

Pagamos y salimos para ver lo que nos quedaba por callejear. Que tampoco da para mucho, es un núcleo pequeño, bien cuidado pero pequeño. Nos acercamos al río y lo atravesamos saltando de piedra en piedra. Curioseamos lo que había al otro lado y decidimos regresar a la furgoneta y seguir camino.

En el horizonte se adivinaba ya Logroño y un poco más allá Navarra, pero creo que por hoy es suficiente con estas más de 2.000 palabras.

Y tú ¿Conoces algunos de estos sitios? ¿Quieres comentar algo? Dímelo que a mí todo me interesa, usa el formulario de comentarios que hay justo aquí abajo y cuéntame cosas. Ah, y comparte el artículo si te ha gustado, tan solo con eso ya nos ayudas mucho.

Deja un comentario